Sueña



La ambición no es mala, pero la avaricia.
La ambición es algo que los románticos nombraron "sueño", pero como sabemos, los sueños aparecen cuando estamos en reposo, y que muy pocas veces, se vuelven verdad.
Estar en reposo despierto, no te llevará a tu sueño, o mejor dicho, a la ambición propia en tu vida.
Y es que a quién le importa que lo consigas, mejor reposa y sueña, porque "ambicionar es malo".


(Imgagen: Mujer durmiendo, de Gustave Courbet.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada